Ateca, el pueblo

 
 

LA TORRE MUDÉJAR DE LA IGLESIA DE SANTA MARÍA

La torre-campanario de Ateca es uno de los mejores ejemplos del arte mudéjar de la comarca. Su estilo mudéjar destaca al presentar novedades estructurales y decorativas frente a otras iglesias y sus torres mudéjares.

Está formada por dos cuerpos cuadrados, el superior de estilo barroco sustituiría el primitivo cuerpo de campanas mudéjar que presenta problemas estructurales en la primera década del siglo XVIII.

El cuerpo inferior, que estaba exento hasta la construcción de la iglesia mudéjar, aunque aparenta tener la planta cuadrada,es en realidad trapezoidal. Esta elección fue tomada seguramente para obtener unas mejores vistas desde la torre hacia determinados puntos de Ateca o caminos.

Con la ampliación del tramo del coro a los pies de la iglesia en el siglo XVI, el lado norte de la torre y una esquina del oeste fueron ocultados. Finalmente, la construcción de la capilla barroca del Niño Jesús donde estaba la puerta original orientada al sur, tapó parte del lado este. Actualmente pues, sólo podemos observar en su totalidad el lado sur y gran parte de la cara este, no obstante no afectará a la contemplación de su decoración de arte mudéjar, ya que su ornamentación es igual por sus cuatro caras.

ateca torre.jpg

Finalmente, la construcción de la capilla barroca del Niño Jesús donde estaba la puerta original orientada al sur, tapó parte del lado este. Actualmente pues, sólo podemos observar en su totalidad el lado sur y gran parte de la cara este, no obstante no afectará a la contemplación de su decoración de arte mudéjar, ya que su ornamentación es igual por sus cuatro caras.

Según el profesor D. Gonzalo Borrás, la torre mudéjar de Ateca es la torre mudéjar más antigua de Aragón datándola a finales del siglo XII y descartando que pudiera tratarse de un alminar musulmán reconvertido en torre cristina, su aspecto primitivo se pueden contemplar en los elementos asimétricos arcáicos como el aspa o la espiga (o espina-pez).

LA IGLESIA DE SANTA MARÍA

La Iglesia de Santa María, también legado del arte mudéjar en la Comarca de Calatayud, tal y como podemos contemplarla hoy en día es el resultado de tres etapas constructivas, la primitiva fábrica mudéjar de mediados o finales del siglo XIII la convierten en la representación mudejar en pie más antigua de Aragón según el profesor D. Gonzalo Borrás , la ampliación gótico-tardía del XVI del coro, siendo la tercera etapa las capillas y las reformas barrocas del XVII. 

La iglesia presenta al interior nave única dividida en abside y tres tramos, abside y dos primeros del original mudéjar, y el tercero del S. XVI.

Retablos renacentistas, barrocos y neoclásicos de excelente calidad, junto a magnificas tallas, tapices y ternos renacentistas, representaciones pictóricas y orfebrería hacen de la Iglesia de Santa María de Ateca un sorprendente recorrido por el arte religioso aragonés.

Pregunta en la recepción del hotel para obtener información sobre la visita guiada que se realiza en exclusiva para los clientes del establecimiento.

vistas castillo y torre.JPG

LA TORRE DEL RELOJ

La Torre del Reloj de Ateca fue construida a finales de la edad media, en el año 1560 aprovechando de base una de las torres musulmanas del castillo una vez consolidada.

Tiene planta cuadrada y dos pisos: el primero, donde está colocado el reloj -moderno de esfera blanca y numeración romana colocado en 2005- y un segundo piso donde se sitúa el campanario.

De las campanas que se alojan en este piso se conoce que la pequeña, o de cuartos, data de 1853, y la grande, o de las horas es de 1711.

Aunque modernizado actualmente, se conserva todavía en su interior la maquinaria colocada a mediados del siglo XIX, siendo esta la tercera sustitución y si bien no es la original del siglo XVI no deja de tener su historia.